Noticias

Comienzan las pruebas clínicas de un test que identifica moléculas cancerígenas en el aliento

Investigadores del centro de Cambridge del organismo de investigación del cáncer del Reino Unido (Cancer Research UK) han iniciado el estudio clínico PAN para comprobar la eficacia de su nueva tecnología de biopsia de aliento para la detección temprana del cáncer.

Detección temprana y no invasiva del cáncer: el test de aliento
El dispositivo identifica en el aliento cierto tipo de moléculas denominadas compuestos orgánicos volátiles (VOC, Volatile Organic Compounds). Cuando las células realizan reacciones bioquímicas, parte de su metabolismo produce una serie de VOC. Si el metabolismo de las células es alterado por un proceso tumoral o de otro tipo, las células emiten una serie de VOC diferentes. La tecnología del test de aliento identifica la presencia en el aliento de estos compuestos orgánicos diferenciados. La gran mayoría de tumores, si se detectan a tiempo, tienen buen pronóstico. La profesora Rebecca Fitzgerald, autora principal del estudio, remarca “la necesidad urgente de desarrollar nuevas herramientas como este test de aliento, con los que poder detectar y diagnosticar el cáncer lo antes posible, a fin de optimizar las posibilidades de supervivencia de los pacientes”.

Diferenciar tipos de cáncer
Los autores del estudio recogerán muestras de 1 500 personas y analizarán los VOC de su aliento en busca de síntomas de ciertos tipos de cáncer. El ensayo estudiará en un principio pacientes con posible cáncer de esófago y estómago. Más tarde, pasará a casos de próstata, riñón, vejiga, hígado y páncreas. El objetivo del ensayo clínico PAN es determinar si podemos diferenciar los VOC de cada tipo de cáncer, y a partir de qué momento es posible identificar esos indicios. Si el estudio demuestra la eficacia y precisión de este tipo de cáncer, los investigadores creen que en un futuro no muy lejano se podrían utilizar biopsias de aliento en las consultas de medicina de cabecera para determinar si debe derivarse a los posibles pacientes a pruebas diagnósticas adicionales más invasivas.

Ciertos tipos de tumores, como el cáncer de esófago, suelen ser detectados en fases avanzadas. La detección tardía hace que tan sólo un 12% de pacientes de cáncer de esófago sobrevivan a su enfermedad más de 10 años. Monitorizar los pacientes con riesgo elevado de desarrollar cáncer de esófago (como por ejemplo las personas con esófago de Barrett) requiere de pruebas altamente invasivas como la endoscopia.