Prensa

Medicina personalizada: la aliada indispensable en el abordaje del cáncer de pulmón, colon y mama

Los análisis genómicos se han convertido en una herramienta eficaz para conocer las características moleculares del tumor que se está tratando y para determinar un mejor tratamiento

Según la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO por sus siglas en inglés), una de las grandes revoluciones en la lucha contra el cáncer ha llegado de la mano de la llamada medicina personalizada, cada vez más presente en hospitales y centros especializados. Se calcula que más del 70% de los fármacos que se están desarrollando en EE.UU. para esta enfermedad están basados en biomarcadores específicos, y que una de cada tres pruebas genéticas están dirigidas al diagnóstico o tratamiento de tumores.

Los estudios genómicos permiten conocer las características moleculares del tumor con el objetivo de guiar a los especialistas en la toma de la mejor decisión terapéutica para el paciente, minimizando con ello los posibles efectos adversos al tratamiento y mejorando su calidad de vida. Ante esta realidad, desde OncoDNA, compañía especializada en medicina de precisión para el tratamiento y diagnóstico del cáncer, se han creado soluciones diferenciadas para diversos tipos de patología oncológica basadas en los beneficios que la medicina de precisión aporta.

Cáncer de pulmón

Es el más frecuente a nivel global y uno de los más habituales en España, con más de 29.000 nuevos casos estimados para 2019. También ha sido una de las dolencias más beneficiadas por las investigaciones relacionadas con la medicina personalizada, ya que se han podido desglosar un buen número de subtipos definidos por alteraciones genómicas concretas (ALK, ROS1, KRAS, EGFR) en el mismo espacio donde antes solamente existían dos variantes: el microcítico y no microcítico.

Gracias a este descubrimiento, también han crecido las opciones terapéuticas, mucho más dirigidas y efectivas, algo que ha cambiado radicalmente las condiciones y las perspectivas de vida de los pacientes. Se trata de fármacos mucho más eficaces y con un mejor perfil de tolerancia, reduciéndose sustancialmente los efectos secundarios.

Cáncer de mama

Es el más numeroso entre las mujeres españolas con 32.500 casos estimados a lo largo de 2019. Pero también uno de los que mejores perspectivas de supervivencia plantean, por encima ya del 90% de los diagnósticos. Fue el primero en el que se distinguieron diferentes subtipos, lo cual ha influido positivamente en la selección del tratamiento más adecuado y en el seguimiento de las pacientes.

Gracias a la investigación en oncología de precisión, hoy el cáncer de mama se clasifica en 4 grandes grupos: Luminal A, Luminal B, HER2-enriquecido y Basal-like, cada uno de ellos con un comportamiento particular. Y con una respuesta diferente a tratamientos como la hormonoterapia o la quimioterapia. Igual que ocurre en cáncer de pulmón, las terapias actuales son cada vez más específicas, eficaces y menos tóxicas, capaces de curar o, en el peor de los casos, de cronificar la enfermedad para asegurar la supervivencia.

Cáncer colorrectal

Es el más frecuente en España (más de 44.000 nuevos diagnósticos en 2019) y uno de los más numerosos en el mundo (unos 1,8 millones de casos). Gracias a las mejoras terapéuticas desarrolladas en los últimos años, casi todas relacionadas con la detección de nuevos biomarcadores, la supervivencia por encima de los cinco años supera en Europa el 57%.

Un ejemplo de los avances en la investigación del cáncer colorrectal ha sido el reciente descubrimiento de la familia de proteínas llamadas c-Src, que promueven el desarrollo tumoral y que está relacionada con la resistencia farmacológica en los tumores BRAF mutados. Detectar y estudiar casos concretos como este puede traducirse en un beneficio significativo para los pacientes que lo tienen.

OncoSELECT

OncoDNA llevan ya más de dos años trabajando con OncoSELECT, un estudio rápido y mínimamente invasivo del ADN circulante del tumor a partir de una muestra de sangre de pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC), colon o mama (ER+ o HER2+). Una herramienta de diagnóstico que permite, por un lado, identificar soluciones terapéuticas para los pacientes sin necesidad de realizar una biopsia de su tumor. Y, por otro, monitorizar la evolución de la enfermedad y detectar resistencias al tratamiento tan pronto como aparezcan.

Rápido y ágil, es una herramienta de diagnóstico especialmente útil y coste-efectiva en la rutina clínica diaria de los especialistas dedicados al cáncer. En concreto, se trata de una prueba que analiza más de 100 mutaciones de resistencia y sensibilidad a terapias dirigidas. Una vez determinado el tratamiento, se aconseja realizarla cada tres meses, aproximadamente, para monitorizar de forma eficiente la evolución del tumor.

“OncoSELECT se ha convertido en un gran aliado dentro de la oncología de precisión para acercarla a la práctica clínica de manera coste-efectiva, abre una nueva ventana de oportunidades tanto en el diagnóstico, la personalización como en el tratamiento frente a la recaída”, explica Adriana Terrádez, directora de OncoDNA para España y Portugal.